Auri y su paso (con victoria incluida) por Gijón

Auri y Compañía en Gijón
Auri y Compañía en Gijón

Después de una noche de lluvia el día amaneció nublado y poco a poco el sol se fue asomando tímidamente. Nos dirigimos hacia el polideportivo de la Mesta donde salía y terminaba la carrera que era un circuito con dos vueltas. Este recorrido fue un cambio en la última semana porque originalmente la prueba discurría por el paseo marítimo, lo cual nos había disgustado bastante a todos los participantes. A las 9:30 tuvo lugar la salida y cuando me quise dar cuenta iba pegada al Globo de 1h25 y llevaba un bici a mi lado que ponía primera mujer. Pensé donde voy, que es una media, y tras la emoción de los primeros kilómetros poco a poco fui cogiendo mi ritmo. Mi compañera de la bici me aminaba e iba pidiendo paso para que nadie me cortase el ritmo pero no era necesario porque todos me ayudaban. En un tramo que la carrera se cruzaba pude ver a mis rivales, tenía cuatro detrás y no las sacaba mucho, y yo sabía que iba demasiado rápido para mi estado de forma actual. Decidí dejar de mirar el reloj y disfrutar, y si al final no podía más pues ya me vería obligada a reducir el ritmo. Cada vez que me volví a cruzar con mis rivales observaba que las iba sacando más, no me lo podía creer. Además no me dolía nada y seguía manteniendo el ritmo. Cuando me cruzaba con mi amiga Elo me gritaba ¡¡¡CAMPEONA, CAMPEONA VAS A GANAR!!!   y hacía que todos los que estaban cerca me animaran un montón, yo no podía parar de reírme, y cuando me cruzaba con Antonio me chivaba el tiempo que le iba sacando a mis rivales. Los kilómetros seguían pasaban y yo cada vez me encontraba mejor por fin llego el 20 y comencé a esprintar. Me estaba acercaba al polideportivo y había mucha más animación, entre en la pista mientras decían mi nombre y veía como ponían la cinta para mi. No me lo podía creer había ganado, me hacían fotos, me querían entrevistar para el periódico….. estaba muy emocionaba y pensaba en el invierno tan duro que he pasado y que por fin había podido volver a disfrutar corriendo. Cuando subí al pódium a recoger mis trofeos de primera senior y primera de la general me sentía la chica más feliz del mundo.

 

Os lo quiero dedicar a todos pero muy especialmente a mi Medico Hernán Silvan y a Virginia, porque sin vosotros no habría podido volver a tener un día tan perfecto como el de ayer.

 

Auri

 

Fotos